EDUCAMOS EN VERDE

La mayoría de los Jardines y guarderías en Bogotá adolecen de zonas verdes, huertas, árboles,  jardines,  granjas de animales  etc.,  lamentablemente los han reemplazado por piscinas de pelotas, juguetes multicolores, arboles de cartón, flores artificiales  y cientos de figuras de colores estridentes que afectan sensiblemente a nuestros niños  aumentando el stress, la hiperactividad y la atención dispersa entre otros muchos inconvenientes.

La concepción de Educar en Verde del Kindergarten ¨Pequeños Encantos¨  tiene su fundamentación en las investigaciones realizadas por Heike Freire, autora el libro ¨Educar en Verde¨ licenciada en psicología y filosofía de la Universidad de París y consultora del gobierno Francés para asuntos de infancia y educación.

 

 

Según Freire, numerosos psicólogos ambientales y pediatras prueban que estar al aire libre con animales y plantas hace mucho bien a los niños, les disminuye el estrés, los relaja y les ayuda a desarrollar sus  capacidades  a  todos los niveles.   Estas son algunas de las ventajas encontradas en las investigaciones:

SALUD

  • Tienen mejor salud y caen menos enfermos que quienes van a instituciones educativas  hacinadas  y  sin espacios verdes.

DESARROLLO

  • Desarrollan más sus habilidades motoras, algo básico para otros desarrollos mentales, cognitivos, del lenguaje, etc.

INTEGRACIÓN

  • Sufren menos problemas de acoso escolar, bullying o conflictividad cuando están en espacios abiertos.

CONCENTRACIÓN

  • Desarrollan más su capacidad de concentración. Se ha visto que ayuda a resolver problemas de TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad). Muchos de los problemas de atención de los niños se deben a que están híper estimulados (juguetes de colores, luces, sonidos estridentes), mientras que la naturaleza es más suave y relajada.

Pequeños Encantos en sus sedes norte y Salitre,  cuenta con grandes espacios  propios de huertas y parques y  otros que comparte con el Colegio Cambridge,  nuestra sede matriz en los campus de Bogotá, Cajicá y La Calera.

El Cambridge tiene más de 120.000 m2 en áreas verdes, considerado uno de los pocos colegios realmente campestres del Departamento.  Algunos de sus recursos son:

Un humedal llamado ¨La Aurora¨, el cual posee dos nacimientos naturales de agua, arroyos, una granja  con todo tipo de animales domésticos ( patos, gallinas, palomas, conejos, pavos, vacas, ovejas, cabras, caballos), un hogar con más de 20 perritos donde se les alimenta y cuida, 10.000 m2 de huertas (legumbres, hortalizas, frutales, plantas medicinales y ornamentales), 60.000 m2 de bosques nativos con hermosos árboles, donde serpentean más de 3 kilómetros de senderos ecológicos (Ecozona), donde se implementan los programas medio- ambientales que incluyen: marcación taxonómica de todas las plantas (con el nombre científico en inglés, francés  y español) y protección de la fauna silvestre de esa parte del bosque (cervatillos, lechuzas, faras, codornices ).

Es claro que las nuevas generaciones de padres son más conscientes de donde van a estudiar sus hijos y al ser Bogotá una ciudad con un altísimo nivel de polución ambiental comparada tan solo con ciudades como Ciudad de México y Sao Paulo en Brasil,  ¨Pequeños Encantos¨  se ha convertido en la mejor opción para que los niños pasen tan importante etapa de sus vidas, disfrutando constantemente de la plenitud de la naturaleza.